Hay algo muy curioso que sucede con la planta de bambú y que lo transforma en no apto para impacientes:
SE siembra la semilla, se abona, y se riega constantemente para ver los resultados siete años después, donde en un período de sólo seis semanas la planta crece más de treinta metros!
¿Tardó sólo seis semanas en crecer?
No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.
Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de... raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas personas tratan de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.
Quizás por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiran a resultados en corto plazo, abandonan súbitamente justo cuando ya estaban a punto de conquistar la meta.
Es tarea difícil convencer al impaciente que sólo llegan al éxito aquellos que luchan en forma perseverante y saben esperar el momento adecuado.

De igual manera es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo y esto puede ser extremadamente frustrante.
En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés, y aceptar que en tanto no bajemos los brazos -, ni abandonemos por no “ver” el resultado que esperamos-, si está sucediendo algo dentro nuestro: estamos creciendo, madurando.
Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

El triunfo no es más que un proceso que lleva tiempo y dedicación.
Un proceso que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros.
Un proceso que exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia.
Tiempo… Cómo nos cuestan las esperas, qué poco ejercitamos la paciencia en este mundo agitado en el que vivimos…
Apuramos a nuestros hijos en su crecimiento, apuramos al chofer del taxi… nosotros mismos hacemos las cosas apurados, no se sabe bien por qué…

Perdemos la fe cuando los resultados no se dan en el plazo que esperábamos, abandonamos nuestros sueños, nos generamos patologías que provienen de la ansiedad, del estrés…
¿Para qué..?
Trata de recuperar la perseverancia, la espera y la aceptación. Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá solo estés echando raíces…

FRASE DEL DIA

* Lo que hacemos en la vida tiene un eco en la eternidad.

PICUDO SE QUEJA

PICUDO SE QUEJA
Estoy cansado de ver como los canales líderes ponen a competir sus ficciones locales entre sí.. entonces tenés que optar por una u otra, en vez de ubicarlas en la grilla de forma separada para que todos puedan ver si quieren ambas producciones nacionales.. si si.. me refiero "Las Estrellas" y "Fanny la fan".. mientras llueven latas extranjeras en otros horarios, estas dos apuestas argentinas las ponen en el mismo horario.. esto me dio muuucho sueño y me voy a dormir...

EL HORÓSCOPO

EL HORÓSCOPO
LEO Será el momento de reconciliarse con las personas con las que tienes conflicto, ya sea tu pareja o algún amigo/a. Tendrás que combinar a la perfección tu vida laboral con la familiar, si no eres capaz de llegar a un punto medio todo será caos. Una cosa es que seas frío/a y calculador/a en el trabajo y otra que lleves estos extremos a la.. Seguí leyendo este signo y todos los demás ingresando a esta nota, con un click en la imagen.

CINE: "MAMÁ SE FUE DE VIAJE"

CINE: "MAMÁ SE FUE DE VIAJE"
Víctor ( Diego Peretti ) y Vera Garbor ( Carla Peterson ) llevan 20 años de casados y tienen cuatro hijos, Bruno, Lara, Tato y Luna. Absorbido por su actividad laboral, Víctor siempre muy ocupado vive ajeno a la cotidianeidad de su mujer y de los chicos. Vera, agobiada..(Click en la imagen para leer más)

LAS NOTAS MÁS LEIDAS DEL ÚLTIMO MES